Nuestro Medio Staff / El 10 de junio de 1978, el entonces gobernador del Estado de México Jorge Jiménez Cantú expidió el decreto para la creación del Parque de los Ciervos. Actualmente, después de 41 años, el nuevo gobierno municipal encabezado por Ruth Olvera y por otro lado, la Comunidad Agraria de Atizapán, son los protagonistas de un conflicto en el que el gobierno estatal decidirá quién será el que administre el parque.

En la mira

De acuerdo al testimonio que nos dio Bernabé Valdez Seijas, abogado de la Comunidad Agraria de Atizapán (CAA), la organización tiene un convenio firmado desde el 17 de diciembre de 2018, mediante el cual, la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (Cepanaf), que es dueña del Parque de los Ciervos, le otorgó la administración a la Comunidad. “Por virtud de ese convenio, la Comunidad estaba ejerciendo la administración del parque desde el día 18 de diciembre de 2018 y hasta el día 23 de enero, día en el que fuimos despojados del parque por la autoridad municipal”, comentó el abogado.
A pesar de esta situación, la CAA aún tiene la esperanza de “platicar” con el municipio, para llegar a un acuerdo y que la CAA ejerza la administración del parque. Bernabé Valdez destacó que el gobierno estatal le confirió a la CAA el manejo administrativo del parque “de una manera totalmente lícita, para que administre, preserve y proteja al parque y no para hacer casas, ya que la CAA no tiene la intención de construir, sino de todo lo contrario: preservar esa área en beneficio de todos los atizapenses”.

Los antecedentes

Vale la pena destacar que la CAA tiene una sentencia dictada en su favor en 1998 por el Tribunal Unitario Agrario del décimo distrito desde 1998, la cual señala que gracias a la posesión de cuatro títulos emitidos durante la época virreinal, los integrantes de la CAA se acreditan como dueños de 1,672 hectáreas de terrenos en Zona Esmeralda en los cuales están asentados el Parque de los Ciervos, los clubes de golf y las zonas residenciales de Chiluca, Valle Escondido, el aeropuerto y centros comerciales como Galerías Atizapán, entre otros. Mediante un amparo que interpuso la CAA, durante algún tiempo se suspendieron las licencias de construcción en nuestra zona, para que no continuara la invasión de sus terrenos, sin embargo, la intención de la CAA nunca fue afectar a los residentes, pues se hubiera provocado un gran problema social. 

Cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró procedente el incidente de cumplimiento sustituto de la sentencia de este amparo, el gobierno estatal tuvo la obligación de compensar a la CAA con 50 de las 300 hectáreas del Parque de los Ciervos. No obstante, el área abierta al público tiene un total de 26 hectáreas y el resto es área protegida. Además, como ya se mencionó, la CAA solicitó al gobierno estatal, celebrar un convenio para administrar el parque que fue firmado el 17 de diciembre de 2018. Incluso, la CAA señaló que si la actual presidenta municipal no respeta dicho convenio, podría ser destituida, inhabilitada de sus funciones e incluso consignada ante las autoridades.

El tercero en discordia

El 22 de enero de 2019, en la página de Facebook “El Embajador”, se dio a conocer por primera vez y de manera pública lo que estaba ocurriendo en el Parque de los Ciervos.

“El Embajador” es el seudónimo de Manuel Rivera, un joven ex servidor público del Gobierno de Atizapán que se define a sí mismo como un “filántropo, activista social y altruista”. Manuel trabajaba en la Dirección de Servicios Público y a raíz de la publicación de la información del parque fue despedido. En la nota de Facebook, “El embajador” mencionaba que la actual administración de Atizapán “perdió la administración del emblemático Parque de los Ciervos” y que 15 trabajadores municipales tenían que abandonar las instalaciones del parque de inmediato. En realidad, los trabajadores municipales habían abandonado el parque desde el pasado 18 de diciembre del año pasado, cuando todavía era presidenta Ana Balderas. De hecho, ella no se opuso al convenio realizado entre la CAA y el gobierno estatal y durante su mandato reconoció el convenio que los comuneros tienen con el gobierno estatal.

En entrevista, Manuel Rivera nos dijo que él siempre ha visitado el parque y ha trabajado a favor de este espacio y del medio ambiente y específicamente en defensa de los animales, a los cuales, “no se les da un buen trato”.

“El Embajador” dijo que la fauna que vive en el parque ni siquiera tiene un veterinario que la atienda. De hecho, desde el año 2015, la Cepanaf retiró a todos ciervos que vivían en el parque para atenderlos y evaluar si podían regresar al parque, porque este no contaba con las condiciones necesarias para albergarlos y hasta el momento no los han regresado. Lamentablemente, el Parque de los Ciervos ya no cuenta con los majestuosos animales que le dieron nombre alguna vez.

Manuel también comentó que el gobierno actual considera al parque como la “caja chica” de la Dirección de Medio Ambiente, pues se cobra por la renta de los espacios como las palapas para los eventos, por el espacio del gotcha y del Parque Omeyocan en el que se encuentran las instalaciones del Centro de Entrenamiento Cruz Azul Esmeralda y de la escuela de arte “Mostaza y Miel”.

“Yo destapé el tema del parque por una demanda que hizo la CAA y que se le notificó en esta administración al ayuntamiento. El gobierno estatal cede la administración del parque a los comuneros como una indemnización por la expropiación de sus tierras. De esta manera, el Parque de los Ciervos ya no será la caja chica y no tendrán de dónde ‘robar’. Para muchos ciudadanos y para mí es una muy buena idea que la CAA haya tenido este acercamiento con la Cepanaf y cobrar un donativo simbólico de acceso al parque, para que este dinero se invirtiera en su mejoramiento. Para mí el tema más importante son los animales y los árboles, porque el parque es el pulmón más importante de Atizapán y beneficia “El Embajador” mencionó que el parque representa un negocio para la actual administración municipal. 

“Por eso lo están peleando, saben que en ese parque ingresan miles de pesos que no reportan a la Tesorería y ese dinero no se ve reflejado en el Mantenimiento del parque”. Sin embargo, actualmente el ingreso al parque es gratuito, a partir de que el municipio desalojó a la CAA, el 23 de enero de este año.

Para concluir, Manuel nos dijo que él ha sido víctima de hostigamiento de parte de la Dirección de Comunicación Institucional, además de parte del coordinador de redes sociales y de los community managers del municipio. “Sufrí toda una campaña de desprestigio en mi contra, porque publicaron esa información en la página del ayuntamiento, de la presidenta Ruth Olvera y en todas sus páginas adyacentes, hablando en contra de mí y de organizaciones sin fines de lucro a las que pertenezco. Incluso hay un audio que se filtró en el que la Dirección de Comunicación Institucional le dice a Juan Carlos Salazar, director de Medio Ambiente lo que le tiene que decir a la sociedad con respecto al parque”.

La postura del ayuntamiento

A partir del día que “El Embajador” publicó la noticia del parque, el Gobierno de Atizapán “desmintió” esta situación con un comunicado en su página oficial de Facebook. Hasta el cierre de esta edición se solicitó una entrevista con la presidenta municipal, el director de Medio Ambiente o el director de Comunicación Institucional, pero no obtuvimos una respuesta.
En dicho comunicado, el municipio destaca la siguiente información:
Que en el transcurso del 22 de enero del 2019, “recibieron comentarios que hacían referencia a una noticia falsa en la que se pretende hacer creer que la administración actual ‘perdió’ el denominado ‘Parque de los Ciervos’.
Derivado de lo antes mencionado, el gobierno municipal expresa lo siguiente:

1.- “El ‘Parque de los Ciervos” es un predio de propiedad estatal, el cual fue expropiado en 1978”. (Verdadero)
2.- “En sesión de Cabildo del 6 de octubre de 2011, fue aprobado el reglamento interno del ‘Parque de los Ciervos’, a través del cual, la administración pública municipal es la encargada de administrar dicho parque”. (Realmente el organismo encargado de aprobar la vigencia de ese acuerdo es la Cepanaf y no el municipio).
3.- “Existe un juicio de amparo, en el cual se condena al gobierno del Estado de México a indemnizar a los comuneros que algún día fueron propietarios de los terrenos que hoy son parte del parque, no obstante, el parque quedará intacto”. (Verdadero. Sin embargo, la CAA fue indemnizada con 50 hectáreas pertenecientes al área del parque)
4.- “Pese a la condena de indemnización que tendrá que cumplir el gobierno del Estado de México, el reglamento interno del parque sigue vigente, por lo que este gobierno municipal seguirá a cargo del funcionamiento del parque, tal y como ha sido desde hace varios años”. (De acuerdo a la documentación que nos mostró el abogado de la CAA, esto es falso, pues los comuneros serán los administradores del parque durante un periodo de al menos tres años).
5.- “Los invitamos a no dejarse llevar por noticias falsas, emitidas por personajes que trabajaron en la administración anterior, tal y como es el caso de las cuentas de Facebook “Marabunta”, “Ecología sin fronteras”, “Mane Rivera”, “Los campañeros de Atizapán (El Divo de Atizapán)” y el grupo “Marabunta”, “Los guerreros de las sonrisas”, y en Twitter @EmbajadorATZ”.
6.- “Los invitamos a seguir nuestra página oficial de la dirección de Medio Ambiente Atizapán de Zaragoza para conocer sobre las actividades que estaremos desarrollando en el ‘Parque de los ciervos’”.

El 24 de enero, el Gobierno de Atizapán, también difundió un video en el que aseguran que la administración del parque la tiene el municipio al cien por ciento, que no se cobra por la entrada y que el parque se encuentra en óptimas condiciones.