Nuestro vecino Fabián Macín expuso sus obras pictóricas inspiradas por su maestra Iskra Benítez quien lo impulsó a descubrir su talento desde pequeño. La gala embelleció uno de los salones principales del Museo A. López Mateos.

El joven empezó a dibujar desde su infancia buscando que ésta fuera una herramienta para canalizar su hiper actividad y enfocarse en la tarea. Lo que no imaginó su maestra Iskra fue que su talento se catapultara de tal forma, a tal grado que Fabián  se transformó en uno de los alumnos más brillantes que ahora, a sus 18 años de edad, tiene clara conciencia del papel que aporta la pintura y la expresión artística en la formación integral de los jóvenes.